Conviértete en un mejor estudiante con estos consejos para el estudio del inglés

Estudia todos los días

El aprendizaje de un nuevo idioma como el inglés puede ser un desafío, pero con el estudio regular, se puede hacer. Las clases son importantes, pero también lo es la práctica disciplinada. Incluso puede ser divertido. Aquí hay algunas pautas para ayudarte a mejorar tus habilidades de lectura y comprensión y convertirte en un mejor estudiante de inglés.

El aprendizaje de cualquier nuevo idioma es un proceso que lleva mucho tiempo, más de 300 horas según algunas estimaciones. En lugar de intentar atiborrar unas pocas horas de revisión una o dos veces por semana, la mayoría de los expertos dicen que las sesiones de estudio cortas y regulares son más efectivas. Tan sólo 30 minutos al día pueden ayudar a mejorar sus habilidades de inglés con el tiempo.

Mantener las cosas frescas

En lugar de centrarse en una sola tarea para toda la sesión de estudio, intente mezclar las cosas. Estudia un poco de gramática, luego haz un breve ejercicio de escucha, y quizás lee un artículo sobre el mismo tema. No hagas demasiado, 20 minutos en tres ejercicios diferentes es suficiente. La variedad te mantendrá ocupado y hará que el estudio sea más divertido.

Leer, ver y escuchar

Leer periódicos y libros en inglés, escuchar música o ver la televisión también puede ayudarte a mejorar tus habilidades de comprensión escrita y verbal. Al hacerlo repetidamente, comenzarás a absorber inconscientemente cosas como la pronunciación, los patrones de habla, los acentos y la gramática. Tenga a mano papel y lápiz y escriba las palabras que lea o escuche y que no le resulten familiares. Luego, investiga para aprender lo que significan esas nuevas palabras. Úsalas la próxima vez que hagas un juego de rol de diálogo en clase.

Aprende los sonidos por separado

Los angloparlantes no nativos a veces tienen dificultades con la pronunciación de ciertas palabras porque no tienen sonidos similares en su lengua materna. Asimismo, dos palabras pueden escribirse de manera muy similar, pero pronunciarse de manera muy diferente (por ejemplo, «tough» y «though»), o pueden encontrarse combinaciones de letras en las que una de ellas es muda (por ejemplo, la K en «knife»).

Cuidado con los homófonos

Los homófonos son palabras que se pronuncian de la misma manera pero se escriben de forma diferente y/o tienen diferentes significados. Hay unmero de homófonos en el idioma inglés, que es una de las razones por las que puede ser tan difícil de aprender. Considere esta frase: «Empaca tu ropa, luego cierra la maleta». Tanto «ropa» como «cerrar» suenan igual, pero se escriben de forma diferente y tienen diferentes significados.

Practique sus preposiciones

Incluso a los estudiantes avanzados de inglés les cuesta aprender las preposiciones, que se utilizan para describir la duración, posición, dirección y relaciones entre los objetos. Hay literalmente docenas de preposiciones en el idioma inglés (algunas de las más comunes incluyen «of», «on» y «for») y pocas reglas duras sobre cuándo usarlas. En cambio, los expertos dicen que la mejor manera de aprender las preposiciones es memorizarlas y practicar su uso en las oraciones. Las listas de estudio como ésta son un buen lugar para comenzar.

Juega a juegos de vocabulario y gramática

También puedes mejorar tu inglés jugando a juegos de vocabulario relacionados con lo que estás estudiando en clase. Por ejemplo, si vas a estudiar inglés sobre temas que se centran en las vacaciones, tómate un momento para pensar en tu último viaje y en lo que hiciste. Haz una lista de todas las palabras que podrías usar para describir tus actividades.

Puedes jugar un juego similar con revisiones gramaticales. Por ejemplo, si vas a estudiar los verbos conjugados en tiempo pasado, detente a pensar en lo que hiciste el fin de semana pasado. Haz una lista de los verbos que usas y revisa los diferentes tiempos. No tengas miedo de consultar materiales de referencia si te quedas atascado. Estos dos ejercicios te ayudarán a prepararte para la clase haciéndote pensar críticamente sobre el vocabulario y el uso.

Escríbelo.

La repetición es clave mientras aprendes inglés, y los ejercicios de escritura son una gran manera de practicar. Tómese 30 minutos al final de la clase o del estudio para anotar lo que sucedió durante el día. No importa si usas un ordenador o bolígrafo y papel. Al hacer un hábito de la escritura, encontrarás que tus habilidades de lectura y comprensión mejoran con el tiempo.

Una vez que te sientas cómodo escribiendo sobre tu día, desafíate a ti mismo y diviértete con los ejercicios de escritura creativa. Elige una foto de un libro o revista y descríbela en un párrafo corto, o escribe una historia corta o un poema sobre alguien que conozcas bien. También puedes practicar tus habilidades para escribir cartas. Te divertirás y te convertirás en un mejor estudiante de inglés. Incluso puedes descubrir que tienes talento para escribir.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *